Compartir

Un arco majestuoso se encuentra sobre una plataforma, es la puerta principal de Kabáh y marca su vinculación política. Es el punto de partida de un sacbé o camino blanco maya de 18 kms. de largo que llega hasta las ruinas arqueológicas de Uxmal.

El arco, en forma de bóveda maya, no tiene ornamentación, sólo unas molduras en su centro. Los arqueólogos estiman que la parte inferior de los pilares estaba pintada de rojo, pues hay vestigios que así lo indican en la cara oeste. La estructura fue reconstruida en la década de 1950 por un equipo dirigido por el arqueólogo mexicano Ponciano Salazar Ortegón.