Compartir

No es la más visitada de las antiguas ciudades mayas de Chiapas. Por mucho, Palenque, Yaxchilán y Bonampak son más reconocidas. Sin embargo, Toniná es un tesoro arqueológico, que hoy ofrece nuevos descubrimientos: las impresionantes noticias sobre tumbas y pelotas de caucho mezcladas con cenizas humanas presentadas por Juan Yadeum; a quien por cierto no vimos en el programa del Primer Simposium, Toniná y sus alrededores; y la enorme tarea epigráfica y de difusión cultural que han llevado a cabo, Alejandro Sheseña, Alejandro Tovalín y Ángel Sánchez, entre otros científicos que están realizando nuevos estudios de la escritura maya antigua sobre la guerra, sus gobernantes, alianzas y conflictos, sus dioses y sacerdotes, sobre la historia y lo que han ido leyendo y descubriendo en los textos mayas esculpidos en piedra o modelados en estuco en edificios, estelas, esculturas y diversos formatos duros encontrados en esta imponente zona arqueológica de Chiapas, en lo que alguna vez fue, La Puerta a La Lacandona.

Ya les platicaremos con más detalle, despuesito.

Toniná o Pomoy ya está abierta y se puede subir a las plataformas y estructuras superiores y apreciar el hermoso paisaje, aunque su interesante museo muchas veces está cerrado y de sus dos salas solo una está abierta.
Péguenme un grito y vamo.