Compartir

Hoy despertamos de un largo letargo postpandémico, postapocalíptico y procrastinador, en este blog dedicado al Mundo Maya de México.

El pretexto para regresar a la luz desde el inframundo es Toniná, donde en los últimos años se han ido develando misterios y mitos alrededor de esta impresionante ciudad del clásico maya de las tierras medias de Chiapas. Este hermoso lugar no es cosa menor, nada más y nada menos el adversario y enemigo de Lacamhá Palenque, los captores de K’inich K’an Joy Chitam II, hijo del Gran Pakal.

Toniná, Chiapas, México

Po´, su nombre original que puede ser asociado con incienso o sahumar, es lo que hoy conocemos como Toniná, la Casa de Piedra, o parafraseando a Juan Yadeum, su arqueólogo principal durante décadas, donde está la escritura del tiempo en la piedra.

Y así es, Toniná tiene un importante acervo de escritura en piedra y estuco, la última inscripción calendárica de la Rueda del Tiempo hallada hasta hoy día, está aquí. Pero además estelas, frisos, piedras calendáricas, cerámicas, pero desde la década de los setentas y en los últimos años, Toniná ha abierto nuevos conocimiento relacionados con la epigrafía, la cerámica, la arqueología y el estudios de áreas circundantes.

El Primer Simposium, Tonina y sus alrededores, está conformado por cuatro conferencias magistrales y una veintena de ponencias de veinte minutos de duración cada una. Se celebra el 12 y 13 de agosto de este 2022, en la sede de la Universidad Tecnológica de la Selva, en Ocosingo. El 14 tendremos un recorrido con el Colegio de Guías de Chiapas y es mucho lo que podemos aprender de esta impresionante ciudad antigua de los mayas.